Cómo saber si estás frente a una persona vanidosa

vanidad-muyfemenino

De acuerdo a señalado por Gananci: “Los líderes son personas que saben dar. Ningún líder se mantiene liderando sin prestarle atención a las personas. Líder es quien orienta y dirige a un grupo. Quien está a la cabeza, y todos reconocen su autoridad.”

Cómo saber si es una persona vanidosa

Dichas afirmaciones nos permiten sostener que se necesita mucho más que soberbia para poder estar en una posición que implica dirigir a un grupo de personas. Por ello, difícilmente alguien vanidoso podría ser un líder.

Es importante reconocer cuando se está frente a una persona que es vanidosa. Este tipo de personalidades no se pueden confundir con aquellas que son alegres, pues muchas veces las personas vanidosas son consideradas como optimistas, pero lo cierto es que quien es vanidoso suele esconderse utilizando una máscara que oculta comportamientos soeces.

Quienes son vanidosos se esfuerzan constantemente para hacer creer a los demás que poseen superioridad y que son seguros. No obstante, una observación cuidadosa nos permitirá ver que en realidad son personas poco verdaderas, y que se sienten inferiores,

Todo cuanto realizan va destinado a fortalecer su ego, sin importarles cómo sus acciones repercutan en los demás, pues, a menudo tratan de obtener cualquier ganancia en las relaciones que establecen con otras personas.

Muchas personas vanidosas se sostienen de la posición social que tienen, las apariencias o el dinero, siendo incapaces además de evadir toda la responsabilidad que puedan tener por algunas de sus acciones, ya que generalmente buscan a otras personas a quien atribuirles la culpa. Además, los vanidosos se caracterizas por vivir en la creencia de que siempre son ellos quienes tienen la razón y no los demás.

A las personas vanidosas usualmente se les ha considerado como arrogantes. Sin embargo, este tipo de personalidades llevan implícito otro tipo de elementos psicológicos mucho más complejos.

A continuación, queremos compartir contigo algunos de los rasgos de las personalidades que padecen de soberbia o arrogancia.

Rasgos que caracterizan a las personas vanidosas

Aquellas características que son asociadas al tipo de personalidad de alguien que padece de vanidad, en realidad están vinculadas con otros aspectos, de índole psicológica, como lo es el narcisismo, para la mayoría de los casos.

Quienes tienen una personalidad narcisista suelen idealizar la autoimagen para sostener un conjunto de creencias que no son racionales, o sea que no se corresponden con la realidad. Por ejemplo, algunas de las estas creencias ilógicas sin las siguientes:

1– Creer que jamás se equivocan: si consideramos que todos los seres humanos somos susceptibles a cometer errores, en realidad este no es el caso para quien padece de narcisismo, ya que estas personas consideran que siempre son ellas quienes están en lo correcto

2– Prestan excesiva atención a la imagen que proyectan a los demás: aun cuando lo hagan disimuladamente y no sea fácil percatarse de ello, ya que para ellos es imprescindible tener una retroalimentación que les confirme que efectivamente transmiten la imagen pública que desean.

3– Experimentan ataques de rabia: porque llegan a creer muchas veces que no están recibiendo la atención que merecen, por lo que tratan de confrontar a las demás personas por cualquier motivo. Esta característica hace difícil mantener una buena relación con estas personas.

4– Buscan sobresalir: sin importar cuántas expresiones teatrales deban hacer, ya que lo importante para ellos es simplemente lograr destacarse.

5– Cosifican a los demás seres humanos: y en esto tienen un punto de encuentro con la psicopatía, debido a que tienden a ver a los otros como cosas, y por tanto, el trato que designan a las demás personas es como si estas fuesen objetos.

Es importante poder reconocer, y evitar al máximo este tipo de personalidades que son nocivas para otras personas, y que además son más comunes de lo que pensamos, pues, es muy fácil toparse a uno de ellos en el trabajo, en la universidad u otros lugares.

El cuidado que se debe tener en este tipo de relaciones es significativo, ya que quienes son narcisistas, al considerarse como seres con magnificencia, buscan deteriorar la autoestima de los demás, llegando a ser capaces incluso de tomar ventajas sociales o económicas de quienes despierten su interés, y sean vulnerables además.

Escrito por: Edith Gómez
editora en Gananci, apasionada del marketing digital,
especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber
aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada
creativa al pequeño mundo en el que vivimos.
Twitter: @edigomben