mascarillas caseras

La piel es mayor órgano del cuerpo, está conformada por tres capas que tienen como función la regeneración celular, la protección y la transmisión de información a través de las terminaciones nerviosas.

El cuidado de la piel es sumamente importante, en la actualidad contamos con una gran variedad de productos en el mercado, que ayudan a proteger la piel de las influencias externas como el sol, la contaminación y los cambios climáticos.  Sin embargo existen trucos caseros que nos ayudan a cuidar la piel del rostro.

Además, nos ayudan a prevenir la aparición de arrugas o atenuar las ya existentes. Es muy importante que antes de usar los productos naturales te hagas una prueba de alergia, colócate un poco del ingrediente que vas a usar en la parte inferior de la muñeca y lo dejas actuar por 24 horas, si no se presenta ninguna reacción puedes usarlo.
A continuación, las mascarillas que nos ayudaran a cuidar nuestra piel.

Lociones caseras que ayudan en la reducción de las arrugas

Loción de zanahoria

La zanahoria contiene muchos antioxidantes por lo que se utiliza para prevenir el envejecimiento de la piel. En una licuadora pon agua y una zanahoria. Aplica en el cutis con un algodón. Déjela actuar por 10 minutos y enjuaga  con agua.

Loción de leche

La leche contiene ácidos alfa-hidróxidos que eliminan las células muertas y estimulan el crecimiento de colágeno lo cual disminuye las arrugas. Remoja un algodón en leche y aplícala en el  rostro. Déjela actuar por 10 minutos y enjuágala.

Mascarilla de Aloe vera

1 cucharada de azúcar morena natural
Hoja de aloe vera (sábila)
½  cucharada de leche
Mezcla los ingredientes y aplícalos en tu rostro, deja actuar por cinco minutos y retira con un paño  humedecido.

Mascarilla con arcilla:

1 cucharadita de arcilla
1 cucharadita de pulpa de sábila
1 cucharadita de agua

Preparación:

Mezcla los ingredientes, y aplica sobre la piel de cuello y rostros durante 15 minutos y retira después con agua tibia.
Mascarilla con Miel (humectante)
Mezcla partes iguales de aloe vera y miel.
Ayúdate con tus dedos, para aplicar en un suave masaje sobre el rostro, sin tocar el área de los ojos, deja actuar sobre 15 minutos, y retira después con agua tibia. Sentirás tu piel, limpia y fresca.

Mascarilla para tonificar

1 cucharada de cristal del sábila (gel dentro de la sábila)
1 huevo
1 cucharadita de miel
2 cucharadas de harina de cebada

Preparación:

Haz una pasta, mezclando los ingredientes hasta obtener una consistencia semilíquida. Ayúdate con tus dedos para extender la mezcla sobre tu piel. Después de 20 minutos, lava tu rostro con agua tibia para retirar, y al final con agua fría. Una vez limpia tu piel, utiliza una crema hidratante adecuada para tu tipo de piel.

blogger sexología Mile