Antes de aplicarte una mascarilla es fundamental lavar bien tu rostro, para eliminar impurezas y suciedad.

Mascarillas para tu rostro

Mascarilla miel y almendras

Una cucharada de miel y almendra triturada se mezclan con 3 gotas de limón y luego lo aplicas en el rostro dando masajes circulares. Déjalo actuar por 10 minutos y luego enjuaga con abundante agua. Esta mascarilla es perfecta para exfoliar tu piel.

Mascarilla de pepino

Un pepino grande tritúralo muy bien en un recipiente y luego ponlo en tu rostro y déjalo actual por 15 minutos, después enjuaga con abundante agua. Esta mascarilla es idea para humectar tu piel.

Mascarilla de rosas

En un recipiente tritura 6 pétalos de rosa muy bien, luego aplícalo en tu rostro dando masajes circulares, déjalo actuar por 15 minutos y luego retíralo con abundante agua. Esta mascarilla es buena para dejar tu piel suave y rejuvenecida.

Mascarilla de fresas

Tritura las fresas muy bien, luego revuelve con la miel y por último aplica la mascarilla en tu rostro, déjala actuar por 20 minutos. Lávate con abundante agua. Tu piel se verá suave y fresca.