maquillaje cara redonda

Todas las mujeres tenemos diferentes tipos de rostro, encuentra aquí cuál es el tuyo y maquillate según tus facciones.

Rostro Ovalado

maquillaje cara ovalada

Este tipo de rostro es perfecto ya que podemos potenciar las facciones sin exagerar ninguna de ellas, en este caso los ojos y los labios son los protagonistas así que busca realzar su belleza.

EL rostro ovalado tiene más ancha la mandíbula que la frente, la barbilla es un poco más corta que la frente y las mejillas destacan el contorno.

Rostro Rectangular

maquillaje cara rectangular

EL rostro se caracteriza por una frente larga y estrecha a los lados, los pómulos son más altos, la barbilla es alargada y la mandíbula sobresale. Lo más importante será reducir el tamaño y dar la apariencia de un rostro más amplio.

Oscurece la parte superior de la frente, también la sien, el maxilar y mentón. Recuerda aclarar la nariz y el centro de la frente.

Rostro cuadrado

maquillaje cara cuadrada

Este tipo de rostro tiene la frente ancha, al mismo tiempo que la mandíbula y los pómulos están alineados.  Cuando las facciones de un rostro son tan fuertes se debe aplicar un maquillaje suave, que realce la feminidad y delicadeza.

Aclara la frente, los pómulos superiores y el mentó. También oscurece la sien y el maxilar.

Rostro redondo

maquillaje cara redonda

El rostro se caracteriza por formar un círculo, su mentón, mandíbula, barbilla  y frente son  redondeados; las mejillas son abultadas.
Debes oscurecer las sienes y los pómulos inferiores en diagonal y aclarar la frente y el mentón.

Rostro Triangulo invertido

maquillaje cara triangular

Se caracterizan por tener una frente ancha y barbilla estrecha.  Sus pómulos son muy marcados y el mentón sobresaliente.   Es importante que oscurezcas las sienes y el mentón; aclarando la frente y el centro del rostro.

Rostro Triángular

Este tipo de rostro se caracteriza por tener la barbilla y el maxilar más anchos que la frente. Es importante aclarar las sienes y los pómulos para dar una apariencia armónica.  Recuerda oscurecer el maxilar para suavizar.