Miedo y Amor

lobo

Recientes investigaciones, han demostrado que los sentimientos que experimentamos se pueden resumir en dos: miedo y amor.

Miedo y amor

Vale aclarar que de cada uno de ellos se desprenden otros muy importantes. Por ejemplo del amor se desprende el desamor y el odio. Y del miedo se desprenden el valor, o la ausencia del mismo miedo, el arrojo.

Lo paradójico es que este tipo de hallazgos en la ciencia caen de perla para el trabajo que hacemos diariamente en las empresas y muy especialmente en la parte de mercadeo y ventas (debo anotar que la palabra mercadeo y ventas es un pleonasmo).

Estos dos sentimientos, se han convertido en el pilar de cualquier desarrollo de producto o servicio y estrategia, tema mencionado en mi escrito anterior.

Nuestra cotidianidad esta soportada en eso: el miedo y el amor. Estos, se convierten en el motor para llevar a cabo cualquier actividad. El miedo se puede convertir en una muy buena excusa para decidir hacer algo, alcanzar una meta y el valor o ausencia de miedo, es la parte fundamental para lograr lo que queremos y jerarquizar las prioridades.

Lo anterior sin mencionar que la base de nuestra crianza fue esa: miedo y amor: “si te subes a ese árbol, te castigo”. Pocas veces nos dieron mas argumentos, entre otras por que se daban por entendidos, grave error si pensamos que tratábamos con niños.

El amor y su contraparte el odio, a través de la historia han sido los impulsores de la humanidad. Ahora solamente revise usted todo lo que hecho por amor u odio y todo lo que ha hecho o dejado de hacer por miedo. El miedo bien manejado es el mejor combustible para la vida.

Imagine todo lo que usted pudiera lograr en el campo de lo personal, familiar y de negocios, si logra determinar cuáles son los miedos, los amores o desamores de sus amigos, su pareja, hijos y de sus clientes. Imprescindible, que usted determine claramente, primeros los suyos.

Lo anterior le permitiría utilizar el lenguaje y las acciones adecuadas para que ese otro reaccione exactamente de la manera que usted necesita y por supuesto usted obtenga lo esperado. Los mejores discursos y argumentos, están soportados en estos dos sentimientos.

Su trabajo en adelante será analizar siempre ante cualquier situación cuáles son los miedos y los amores a los cuales deberá enfrentarse no sólo usted sino la contraparte y por supuesto trabajar para superarlos.

Blogger emprendimiento conferencista Eduardo Salazar