¿Quieres ser freelance? 6 consejos para iniciarte en este nuevo modelo de trabajo

Trabajar por cuenta propia es un estilo laboral que se ha dado de manera muy frecuente en los últimos años. Quizás la manera unidireccional de las empresas ha hecho que sus empleados se dirijan hacia otros rubros; algunas empresas lo que han hecho es el implementar una comunicación más efectiva, es decir una transmisión bidireccional.

Cómo ser freelance

Con el paso de los años y la falta de empresas con una buena imagen interna, es decir, un buen trato hacia sus empleados y con una comunicación ascendente, ha creado la necesidad del surgimiento de nuevos métodos de trabajo, tal es el caso del freelance, que en la antigüedad se les daba el nombre de mercenarios, aquellos que no dependían de algún jefe o no tenían responsabilidad alguna (Mejor conocidos como asesinos y secuestradores).

Con la llegada de las computadoras y el internet, así como nuevas generaciones, esto se ha ido envolviendo dentro de un tipo de tendencia, ya que muchos quieren ser sus propios jefes y no
quieren tener peso alguno sobre ellos o alguien que esté por encima.

Muchos han confundido el “no tener alguna responsabilidad”, como freelance, pero es donde cometen el error, y más aún en el momento en que deciden emprender algún negocio como
“trabajadores dueños de su propio tiempo”. A continuación, te mostraremos algunos métodos y técnicas efectivas para hacer de tu negocio, un buen centro de atención para las empresas y/o
personas que te contraten.

Abriendo camino como freelance

1. Establecer un plan de contenido: En el primer paso es muy importante tener en cuenta el nombre del negocio y el contenido que ofreceremos como freelance, ya sea nuestro CV o algún portafolio con proyectos realizados. La mayoría de los freelancers son periodistas, fotógrafos y escritores, pero hay siempre alguna idea para los demás.  En dicho caso de los profesionales antes mencionados, siempre cuentan con material como vídeos, artículos, fotografías, blogs, páginas web, entre otras cosas a destacar que, es lo que venderá su imagen.

2. Conociendo al cliente: Es necesario saber en qué tipo de cliente nos vamos a enfocar, para ello es necesario familiarizarse, así podrá saber de qué manera llegar al cliente, así como la
implementación que utilizará para cubrir sus necesidades.

3. Concretar mis servicios: Queda claro que le emprender como freelance es porque se está haciendo lo que al empleado le gusta, pero tampoco hay que olvidar que el cliente pagará
por lo que él quiere, por lo tanto, hay que encontrar una manera adecuada para poder establecer lo que se le ofrecerá a la persona que pague por lo que desea.

4. Crea tu página web: Además de darle estética a tu negocio, una página web habla bien de ti, ya que muestra tus habilidades y la experiencia que has logrado. Recuerda que también
una página web les otorga seguridad a los clientes, ya que un sitio que está en constante actualización no les va a causar temor alguno de ser defraudados. Un blog también es
bueno para tus inicios, así como cuentas que te respalden en las redes sociales.

5. Precio y ajustes de tiempo: El cliente siempre pedirá un trabajo bien hecho y, sobre todo, a la brevedad posible, para ello es muy importante ajustar nuestros tiempos para poder
dedicarle lo necesario al trabajo que se nos asigne, así el cliente recibirá algo de buena calidad, y hablara bien de nuestro negocio; es así como ganamos credibilidad y una probabilidad muy alta de clientes nuevos.  No olvidemos que el precio debe ajustarse a un ganar-ganar, donde el cliente queda satisfecho, y nosotros sacamos una ganancia económica justa.

6. Tus contratos y formas de pago: Al momento de contactar con un cliente, no se debe olvidar que hay que establecer un contrato, así el freelancer no queda con el temor de ser estafado o de que le dejen el trabajo a la mitad, pero también es muy importante para defenderte en caso de que el cliente espere algo más que no va a acorde a tus servicios. No debe faltar una hoja de precios y cualquier otro tipo de información que pueda ser necesaria.  El cliente no siempre se encontrará en el mismo lugar que estés, por eso es fundamental acordar una manera en la que se realizará tu pago, puede ser por sitios en línea que sean libres de facturación y que permitan pagos con tarjetas de crédito.

Ser freelance es un trabajo que haría cualquiera que quiere dedicarse a lo que le gusta, sin tener jefes, ni horarios aburridos, mucho menos reglas que seguir por el resto de tu vida haciendo algo
que no te agrada, pero cabe mencionar que no debes dejar a un lado la responsabilidad, es algo muy importante que tienes que seguir para poder resaltar en tu nuevo negocio de freelance, siempre y cuando desarrolles un buen plan para triunfar.

Escrito por: Edith Gómez
editora en Gananci, apasionada del marketing digital,
especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber
aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada
creativa al pequeño mundo en el que vivimos.
Twitter: @edigomben