Infidelidad emocional

infidelidad emocional

Cuándo hablamos de infidelidad pensamos en el contacto de  tipo físico con una persona ajena a la relación. Pero lo que pocos saben es que existe la infidelidad emocional la cual genera el mismo daño que la infidelidad física.

Cuando se establece una relación hay un contrato implícito de amor, fidelidad y exclusividad, tanto afectiva como sexual, cuando aparece una tercera persona y se empieza a compartir con ella: afinidades, sueños, deseos, pensamientos, metas entre otros sentimientos, surge la infidelidad emocional.

Para los investigadores del National Healthy Marriage Resource Center (NHMRC), Uno de los factores que influye en la infidelidad emocional es la falta de comunicación en la pareja, lo que deriva en la necesidad de buscar en un tercero afecto, atención o apoyo. Otro factor que se resalta es el uso de los mensajes en las redes sociales, las cuales  se han convertido en el lenguaje por excelencia de la infidelidad, puesto que permite idealizar a la otra persona.

Cómo identificar la infidelidad emocional

Aunque no exista la intimidad física la infidelidad emocional es tan perjudicial como la infidelidad convencional, existen algunos rasgos que nos permiten identificar este tipo de comportamiento:

1. Frecuencia en los mensajes, reuniones, actividades con el “amigo”, o “compañera” de trabajo.
2. Discutir tus esperanzas, sueños y temores con un tercero.
3. Discutir tus problemas de  pareja con un tercero.
4. Compartir poco con tu  pareja y dedicarle más tiempo a la otra persona, así sea a través de las redes sociales.

Si estás en una relación de amistad y sientes que cada día están más involucrados, es necesario que revises tus sentimientos hacia tu pareja, sé honesto y comunícate asertivamente, es mejor terminar una relación que mentir o engañar recuerda que la fidelidad es un acto de convicción, respeto y entrega no debe ser una imposición u obligación.

blogger sexología Mile