¿Dónde se Producen las emociones?

emociones

“Te llevo en mi corazón, nunca te olvidaré, me duele perderte, me siento deprimido”, hoy no tengo ganas de nada… ¿Acaso donde se guardan los sentimientos, dónde ocurren?; ¿es el corazón el órgano en donde reposan las emociones, los afectos, los odios y los recuerdos?

Emociones

Estas preguntas vienen planteándose desde épocas muy antiguas, de hecho, se pensaba que la epilepsia era una enfermedad sagrada, un castigo divino que aparecía en forma de espíritu que podía tomar posesión de un cuerpo. Fue en el siglo V a. C. cuando Hipócrates afirmó que el cerebro era la sede de la inteligencia, y por ende, que era el encargado de las funciones mentales. Gracias a las investigaciones en el área de las neurociencias, se identificó que el responsable del lenguaje es el cerebro, justamente el hemisferio izquierdo es quien posibilita, bajo condiciones sociales adecuadas, el desarrollo del habla y la comprensión. De igual forma, se ha concluido, que la memoria está regulada por el funcionamiento de regiones hipocámpicas y permite que se puedan aprender nuevas cosas, aunque otras regiones regularían el recuerdo de sucesos antiguos.

¿Y las emociones, también son producto de nuestro funcionamiento cerebral?

Mucho tiempo se pensó que el cerebro gobernaba fundamentalmente el lenguaje, la memoria y la actividad motriz. Fue en 1848 cuando se conoció la historia de Phineas Gage, un hombre obrero de ferrocarriles, quien sufrió un accidente mientras trabajaba, sufriendo daños severos en su cerebro, cuando una barra metálica traspasó su cerebro. Lo curioso de la historia, es que después de esto, el sujeto volvió a su trabajo, pero ya no podía ser igual que antes. Se convirtió en una persona vulgar, morbosa y no seguía reglas. Este hecho marcó el inicio del estudio de las emociones, en relación con el cerebro. Actualmente se conoce que las regiones frontales regulan las emociones derivadas del sistema límbico, controlan la toma de decisiones, el comportamiento agresivo, irritable y también desinhibido. Alteraciones en el funcionamiento de estas áreas podrían explicar la variabilidad en los estados de ánimo, como el Trastorno bipolar del afecto; el estado de ánimo deprimido y en general, los problemas comportamentales.

Por esto, cuando el ánimo y las emociones te varíen de forma constante, o estés atravesando periodos constantes de depresión, sin razones que logren explicarlo, es necesario que consultes, podrías estar presentando una alteración anímica que requiere tratamiento especializado. Para esto puedes buscar una valoración Neuropsicológica, y allí se determinará si requieres un tratamiento Psicológico o Psiquiátrico.

Escrito por:

Adriana Patricia Morales Franco
Ms. Neuropsicología – USB Medellín
Esp. Neuropsicopedagogía – UM Manizales
Psicóloga – UCPR Pereira
Citas: 314 8554746 / 311 6176557