8 hábitos para una mañana exitosa

8 hábitos para una mañana exitosa - Muyfemenino

Despertar diez minutos antes de ir al trabajo, tomar rápidamente una taza de café y salir corriendo a la oficina no es la mejor manera de empezar tu día. Si haces esto, probablemente te sentirás estresado y agobiado a lo largo de tu jornada laboral.

Hábitos para una mañana exitosa

Aunque para muchos la palabra “rutina” es sinónimo de aburrimiento, crear una rutina en la mañana te hará sentir fantástico, te permitirá mantenerte organizado y te aportará la claridad mental que necesitas para tener el día que deseas. Es la hora perfecta para incluir hábitos que te permitirán estar saludable y en armonía. Si estás buscando mantenerte motivado y alcanzar tu éxito profesional, no dudes en visitar Gananci.

Si quieres empezar tu día de la mejor manera, debes incluir estos hábitos a primeras horas del día:

1. Mantente hidratado

Debes empezar tu día con un vaso de agua. Has pasado horas y horas descansando en tu cama sin tomar una gota y todos sabemos los beneficios que trae a nuestro cuerpo mantenernos hidratado.
También puedes incluir un poco de zumo de limón y jengibre para disfrutar de sus propiedades desintoxicantes. Es recomendado tomarlo en ayunas y tibio. Es la opción perfecta si lo que estás buscando es perder un poco de peso, ya que esta bebida ayuda a despertar al sistema digestivo y además, es antiinflamatoria.

2. Cultiva tu espiritualidad

Debido al silencio y tranquilidad propio de las mañana, es el momento perfecto para desarrollar cualquier práctica espiritual, como rezar, por ejemplo.  Si por el contrario, no perteneces a ninguna religión en particular, puedes empezar tu día meditando. Esta práctica te permitirá mejorar tu creatividad, concentración y productividad en tus actividades diarias. Además ha sido comprobado por la ciencia que aporta un sinnúmero de beneficios a la salud ¿Te cuesta concentrarte? Te dejo estas excelentes técnicas para que puedas trabajar en ella.

3. Desayuna como un rey

Nunca debes saltarte el desayuno. Esta comida es realmente importante y te aportará energías para empezar tu día como mereces. Si no te gusta cocinar en las mañanas, lo ideal es dejar preparado la noche anterior un rico desayuno que contenga alimentos nutritivos como frutas o huevos. ¿Has escuchado de los superalimentos? Estos poseen propiedades nutritivas increíbles y no es necesario consumirlas en grandes cantidades. Los mejores ejemplos son la chía y la quinua, ¡anímate a incluirlos en tus desayunos! Te llenarán de energía.

4. Planea tu día

No dejes dispersas tus ideas en tu mente. Reserva unos cuantos minutos para escribir en un cuaderno o en tu teléfono celular cuáles actividades debes realizar a lo largo del día. También establece su duración aproximada de las mismas. Así mantendrás organizadas tus actividades y no perderás tiempo pensando qué hacer y a qué horas.

5. Prueba el oil pulling

Esta práctica ha ganado gran popularidad en los últimos años. Consiste básicamente en enjuagar tu boca con algún aceite, el más usado el de coco, por unos veinte minutos para mejorar tu salud bucal. Te ayudará a reducir las bacterias en tu boca y mantendrá tus encías saludables.

6. Actividad física

Debes empezar tu día con movimiento. No importa si no eres amante del gimnasio. Puedes salir a correr o caminar. También puedes probar entrenar desde casa unos cuantos minutos. En internet encontrarás infinitas opciones de ejercicios que puedes realizar desde la comodidad de tu hogar. Si ninguna de estas opciones te convence, prueba con unos estiramientos sencillos, la idea es mantener tu cuerpo activo.

7. Evita situaciones de estrés

Lo primero que haces al despertar es tomar tu teléfono y revisar todas tus redes sociales y correos electrónicos, ¿verdad? Esto puede resultar abrumador en algunos casos. Es mejor tomarte unos minutos para despertar y desayunar rodeado de un ambiente armonioso. No es buena idea empezar tu día leyendo los mensajes angustiosos de tu
jefe.

8. Organizar tu ambiente

Pequeñas actividades como mantener organizado tu espacio o arreglar tu cama te harán sentir excelente y motivado. Trabajar en un ambiente desorganizado es muy incómodo. Verás cómo aumenta tu productividad cuando todo lo que te rodea está limpio y en su lugar.

Recuerda despertar una o dos horas antes para poder realizar con calma estas actividades.  Puedes hacerlas todas a lo largo de la semana o también reservar algunas que requieran más tiempo para los sábados y domingos. Y tú, ¿te animas a incluir estos consejos en tu rutina?

Escrito por: Edith Gómez
editora en Gananci, apasionada del marketing digital,
especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber
aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada
creativa al pequeño mundo en el que vivimos.
Twitter: @edigomben