Acoso laboral: todo lo que debes saber

acoso-laboral

“Los riesgos psicosociales y el estrés laboral se encuentran entre los problemas que más dificultades plantean en el ámbito de la seguridad y la salud en el trabajo.

Ante el acoso laboral ¡Denuncia!

Afectan de manera notable a la salud de las personas, de las organizaciones y de las economías nacionales.” Juliet Hassard and Tom Cox, Institute of Work, Health and Organisations, University of Nottingham.

¿Tu empleador se niega a darte permisos aunque se den las condiciones de ley para otorgarlos? ¿No te suministra materiales e información absolutamente indispensable para el cumplimiento de tu labor? ¿Te discrima invisibilizando tus actividades y tareas porque eres mujer? ¿No eres tenido en cuenta al momento de un ascenso y la persona que es ascendida no cumple con los requisitos que llenas tu? ¿Compañeros de trabajo hacen comentarios sobre tu vida intima, creando un ambiente laboral inapropiado que te lleva a contemplar renunciar o que propician tu renuncia?

En estas preguntas encontrarás situaciones con un denominador común, todas corresponden a las modalidades de acoso laboral contempladas en la ley 1010 de 2006. Normatividad que se aplica únicamente a trabajadores con contrato laboral.

Las conductas de acoso que desprotegen al trabajador, que entorpecen su labor, lo discriminen a nivel laboral en razón de su raza, género, preferencia política, credo o religión, origen familiar y nacional, que vulneren su integridad física y moral, que impliquen una persecución en su contra o que ponen en evidencia que no le están dando los mismos derechos que a los demás trabajadores, sin que exista justificación para dicha inequidad, pueden ser denunciadas ante el Comité de convivencia laboral de la empresa y el Ministerio del Trabajo. En mi experiencia como asesora legal he descubierto que si el trabajador presenta la respectiva queja ante el Comité o el Ministerio, evita que sea despedido de manera injustificada o que renuncie motivado por el denso ambiente laboral que tiene que soportar. Cuando un trabajador se empodera al denunciar, el mensaje para los demás trabajadores es que es posible usar los mecanismos legales para proteger sus derechos y  resarcir los daños que se le ocasionaron.

Ver: Cuando decidí renunciar a mi trabajo 

Vamos avanzando, al finalizar el año 2015, 1.286 trabajadores denunciaron en Colombia de acuerdo con el Ministerio del Trabajo.  Las empresas pequeñas o grandes, los empleadores, los compañeros de trabajo, sin importar su cargo, que se enfrentan a un trabajador empoderado al que le asiste la razón jurídica para defenderse, terminan siendo sancionados. Estas sanciones están entre dos y diez salarios mínimos mensuales para la persona que lo realice y al empleador que lo tolere. El servidor público que incurra en acoso será sancionado disciplinariamente; también se podrán presentar en su contra acciones civiles y penales.

Los empleadores deben estar informados sobre las leyes que no solo incrementan su productividad y les permiten ahorrar en presupuesto, aportar a un ambiente sostenible o les ayudan a implementar estrategias de innovación empresarial; es su obligación legal estar informados sobre las leyes que garantizan los derechos de los trabajadores, el motor de su empresa.

abogada-laboral

Ilse Carolina Peña Camargo

Abogada y Directora de Slegalespp

Cofundadora del Colectivo Furas, Fuerza de Mujer

Síguela en @slegalespp