Cómo convertirte en una persona más extrovertida

extrovertida

Quienes son extrovertidos tienen numerosas oportunidades en la vida, mucho más que aquellos que son tímidos. Incluso, tienen más facilidad para ingresar al campo laboral y empezar a ganar dinero prontamente.

Persona extrovertida

A lo largo de tu vida, tal vez hayas reconocido en ti a una persona introvertida, a quien le cuesta hablar con oros o que desea permanecer en casa en lugar de asistir a fiestas. No hay nada de malo en ello, ya que las personas con este tipo de personalidad suelen decidir de una manera muy acertada, debido a los análisis que realizan internamente.  Sin embargo, en la vida es necesario tener un poco de extroversión, ya que esto facilita el acceso a mejores puestos de trabajo, construir un hogar, integrarse a un círculo de amistades y acercarse más al éxito.

Si deseas aprender algunas técnicas para tener una personalidad extrovertida y encontrar más oportunidades en la vida, lee los siguientes consejos y aplícalos en tu vida.

Consejos para ser una persona extrovertida

1-No temas a las demás personas: no todos los que te rodean están allí para hacerte daño. Deja de ver la presencia de los demás como algo amenazante. Tu seguridad no se basa en la percepción que los demás tengan de ti.

2-Fíjate que es necesario socializar: porque el ser humano jamás podría vivir en completo aislamiento. En compañía de los otros se pueden lograr más cosas, ya que desde siempre los seres humanos han sido apoyo los unos de los otros.

3-Piensa en los beneficios de la comunicación: esta facilita llegar a acuerdos, responder bien durante las entrevistas laborales, convencer para vender, ganar nuevas amistades, crear red de  contactos profesionales, entre otras cosas que impactan de manera positiva en la vida.

4-No tienes que ser una persona extrovertida de la noche a la mañana: si crees esto, lo único que lograrás es sentir ansiedad y estrés. Ten presente que este es un proceso que se va dando de manera gradual, y que puedes alcanzar a tu ritmo, sin ningún tipo de presión.

extrovertida

5-Sonríe: empieza a practicar una sonrisa en casa, sitúate frente al espejo y hazlo hasta que veas que sale de manera natural. Cuando estés en la calle puedes ejecutar los primeros ejercicios. Sonríe a pocas personas, quizás dos o tres, pero que sean desconocidos. Verás lo sencillo que será conseguir una sonrisa de vuelta.

6-No temas participar en las conversaciones: y expresar tu punto de vista. Con hacer esto no sucederá nada. Al final, todos los seres humanos tenemos diferentes puntos de vista y nadie debería juzgarte por pensar diferente.

Ver: Tu mejor amiga o tu peor enemiga

7-Siéntate donde lo hace el resto de tus compañeros: no te vayas a una mesa vacía. Cuando sientas que es el momento, siéntate en la mesa que lo hacen los demás e intenta integrarte en las conversaciones.

8-Enfócate en cosas positivas: cuando estás conversando con personas que todavía no conoces por completo. Evita hacer comentarios sobre dificultades que hayas tenido, la forma en la que te ha afectado la crisis, discusiones recientes en tu vida, los retrasos que has tenido y te han impedido llegar a tiempo al trabajo, entre otras. Es mejor si haces comentarios que sean agradables, como el exquisito sabor de los platos que venden en un lugar de la ciudad, una nueva tienda que esté abierta en un centro comercial y venda cosas interesantes, un programa televisivo cómico, y otros parecidos. Esta es una recomendación importante a seguir porque cuando vemos a una persona que es desconocida lo primero que haremos será observarla y hacer un juicio. Si haces cometarios que no sean optimistas, tendrán la impresión que eres una persona pesimista y evitarán estar cerca de ti.

9-Frecuenta sitios diferentes: para conocer personas distintas. Estando en un sitio distinto a los que usualmente frecuentas, las posibilidades de entablar una conversación con otra persona son muchos más altas. Esto se basa en el hecho de que habrás salido de tu territorio para explorar otros sitios y la timidez disminuye. Un buen ejercicio es retarte cada día a experimentar algo nuevo, como un platillo que no hayas probado, un local al que no has ido, un nuevo sitio de esparcimiento u otro cine.

10-Cuida tu lenguaje corporal: ya que con este también te expresas, y pudieses estar impidiendo que otras personas se acerquen a ti. Haz que tu lenguaje corporal manifieste un estado de relajación, suelta mentalmente todos tus miedos y conserva una postura sin tensión. Tus manos también deben estar relajadas, evita sujetar la una con la otra; gesticula como lo haces normalmente, sin hacerlo con exageración cuando te encuentras en una situación que te produce ansiedad. Aprecia cómo es tu lenguaje corporal, mírate frente al espejo y pregúntate qué estás transmitiendo a los demás, y a ti mismo.

Ver: La verdad de ser un amigo

Aplica estos consejos y verás que poco a poco el miedo irá desapareciendo. Claro está que un exceso de extroversión tampoco es saludable, porque puede ser chocante y ganarse el rechazo de las personas. Pero, se requiere ser un poco extrovertido para conquistar algunas metas en la vida. Sobre todo, despeja los pensamientos negativos que aparezcan en tu mente sustituyéndolos en el mismo momento que aparecen por otros positivos.

Escrito por: Edith Gómez
editora en Gananci, apasionada del marketing digital,
especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber
aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada
creativa al pequeño mundo en el que vivimos.
Twitter: @edigomben