¿Cómo llevar tu negocio cuando tienes depresión?

Cómo llevar tu negocio cuando tienes depresión - muyfemenino
Aprender a manejar el autoempleo y ser tu propia jefa puede ser muy difícil. Pero tener un historial de enfermedad mental acentúa los retos del emprendimiento. Por lo que adaptarse a un nuevo estilo de vida y a una manera distinta de trabajar es agobiante.

La falta de rutina puede causar estragos en tu estado de ánimo. Además, debes aprender a adaptarte a la montaña rusa que representa una carga de trabajo fluctuante. A veces es tan pesado que sientes que te estás ahogando, y otras veces es tan ligero que no sabes qué hacer contigo mismo.

Es durante estos momentos tranquilos cuando tu mente no está tan ocupada que la depresión, a menudo, golpea con más fuerza. Como una luchadora de la depresión y propietaria de una empresa, esto es lo que debes saber:

La automotivación es difícil

Si estás sufriendo de depresión es posible que ni siquiera quieras salir de la cama algunas mañanas, y que no te importe que un montón de trabajo esté esperando por ti. Tienes dificultades para adoptar la mentalidad de “levantarte y marcharte”, pero esta batalla no siempre ocurre por la mañana.
Puede ocurrir justo después de que hayas almorzado, o durante tu pausa para tomar café a media mañana, o incluso a media tarde cuando hay una tarea urgente para terminar antes de las 5pm.

Ya que las enfermedades mentales consumen toda la energía, los niveles de fatiga pueden ser incomparables. La depresión arruina tu productividad y te hace sentir como si tuvieras que arrastrarte a un pozo de desesperación, en lugar de hacer cualquier trabajo para tu negocio.

El truco es trabajar cuando sientes ganas de hacerlo, y luego permitirte el tiempo necesario para sanar cuando estás luchando para mantenerte. No existe vergüenza alguna en dejar que tu cuerpo y tu mente descansen.

Después de todo, eres tu propio jefe, por lo que estás a cargo de tu propia carga de trabajo, así como de tu propio bienestar.

Si no trabajas, no ganas

A diferencia de un trabajo regular en una empresa, la mayoría de los propietarios de pequeñas empresas no pueden tomarse un día de enfermedad. Bueno, pueden, pero pierden la posibilidad de ganar dinero. Así que si quieres ganarte la vida, debes seguir trabajando.
Este hecho plantea un gran problema si tienes una temporada oscura en la que tu salud mental te drena y te impide trabajar de manera constante. La presión para llegar a fin de mes y pagar tus cuentas al final de cada mes, puede hacer que tu depresión se sienta aún más poderosa y abrumadora.

Intenta mantenerte en perspectiva. Claro, ahora necesitas el dinero, pero tu salud mental es más importante que cualquier sueldo en el largo plazo. Tómate el tiempo necesario para volver a ponerte de pie, y regresar al trabajo cuando te sientas mejor.

La poca concentración afecta tu negocio

¿Alguna vez has tenido un plazo muy apretado como emprendedor que no has podido cumplir porque simplemente no puedes concentrarte en tu trabajo? Seguro que sí. Esto causa pánico y te hace sentir mucho peor.
El cansancio que sientes durante una temporada particularmente adversa de depresión, se apodera de tu mente y de tu cuerpo. Causa estrés emocional y hace que sea increíblemente difícil concentrarte en cualquier cosa.

Cuando luchas con la depresión no puedes concentrarte en nada. Ni siquiera una cantidad obscena de café puede ayudarte. ¿Cómo superas este bache en el camino? Toma descansos regulares y regresa a tus actividades luego. Este descanso le da a tu mente la oportunidad de calmarse.

Fechas límite olvidadas

Si has incumplido un plazo debido a tu depresión, no estás solo. Tu mente está luchando 24 horas al día y 7 días a la semana, por lo que de vez en cuando puedes ser más olvidadizo que de costumbre.

Mantener los recordatorios de todo no es doloroso. Pero si tenías una fecha límite, la olvidaste y un cliente te llama, todo lo que tienes que hacer es disculparte. No le prometas que nunca va a suceder porque no estás seguro de eso.

Lo mejor en esta situación es explicar que has estado enfermo y que vas a trabajar lo antes posible. Ni siquiera es necesario entrar en detalles si no lo deseas.
La depresión es una enfermedad mental que puede alejarte de las cosas importantes. Sin embargo, puedes hacer cosas para que no te domine por completo. ¡Tú puedes!
Escrito por: Edith Gómez
editora en Gananci, apasionada del marketing digital,
especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber
aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada
creativa al pequeño mundo en el que vivimos.
Twitter: @edigomben