venas varices

Una rutina  diaria de 10 minutos de ejercicio combate las venas varices y te ayuda a conseguir unas piernas tonificadas.

Las varices son venas hinchadas a causa de la acumulación anormal de la sangre, son producidas por la mala circulación, la genética, el sobrepeso, el alcohol, el cigarrillo, las píldoras para planificar, los malos hábitos alimenticios así como el abuso de tacones altos y prendas ajustadas.

Para evitarlas debes tener una dieta equilibrada rica en  fibras que  favorecen las paredes de las venas, las funciones digestivas y es coadyuvante en la reducción de grasa corporal.
Asimismo, el ejercicio fortalece las extremidades y las hace menos propensas al cansancio, beneficiando el sistema circulatorio y por ende evitando la dilatación de las venas.
Realiza estos ejercicios y dile adiós a las varices.

Consigue unas piernas sin varices

Caminar

Camina durante 30 minutos al día, esto te ayuda a mejorar la circulación sanguínea, la capacidad muscular y va a mantener las venas sanas, utiliza zapatos que sean cómodos. Caminar te ayudará a eliminar y prevenir las varices.

Nadar

Nada dos veces por semana, este tipo de ejercicio va a lograr que la circulación sanguínea funcione adecuadamente y al mismo tiempo vas a fortalecer y construir los músculos del cuerpo.

Andar en bicicleta

Puedes realizar spinning o dar un paseo por el parque en bicicleta. Esto te ayudará a bajar la presión e incrementar el flujo sanguíneo en las venas.
Finalmente, puedes ayudarte colocando la espalda sobre el suelo y apoyando las piernas directamente contra la pared o en una silla durante 5 minutos, al elevar las piernas a un nivel más alto que el corazón, la sangre fluye con más facilidad desde las venas inflamadas.

Si durante el día  pasas mucho tiempo de pie, entonces puedes moverte y saltar sobre los dedos de los pies varias veces para que ayudes a mejorar la circulación.
Realiza estos ejercicios diariamente así ayudarás a prevenir que el problema de las venas se agrave más y mantendrás unas piernas limpias de protuberancias y arañitas. Recuerda que los ejercicios se pueden realizar cuantas veces tú quieras para que sean más efectivos.