Excita a tu pareja con un masaje erótico

masajes eróticos

El masaje erótico es una forma de mantener la pasión y mejorar la vida sexual, esta práctica genera emociones que surgen del contacto físico y el calor que se desprende al acariciar cada parte de la piel.

Lo que debes hacer para dar un masaje erótico que produzca mucho placer

Para realizar el masaje erótico es importante que conozcas los ritmos, presiones y modalidades y que las adaptes para que puedas conseguir el resultado esperado. Además, es fundamental asegurar la tranquilidad y el silencio, evitando ruidos que dificulten la concentración y la relajación.

Debes crear un ambiente agradable para disfrutar del masaje, tener tiempo suficiente para realizarlo, puedes ayudarte con música ya que esta genera un efecto muy positivo sobre el cuerpo, utiliza aceite de canela o coco que son afrodisiacos. Además, trata de tocar a tu pareja como a ti te gustaría que lo hiciera, de esta forma ambos disfrutarán el masaje. Y expresa todo lo que les guste o desagrade, solo a través de la comunicación se conocerán y aprenderán a identificar mejor que tipo de caricias les generan más placer y una mayor intensidad en el orgasmo. Recuerda que los juegos sexuales, así como el preludio son indispensables para que la relación íntima sea satisfactoria.

Técnicas para el Masaje Erótico

masajes eróticos

1. Amasamiento: Es una manipulación básica que consiste en torsiones, distensiones y presiones. Se aplica en zonas musculosas como caderas, muslos y nalgas. Levanta, aprieta y enrolla la piel entre el pulgar y los dedos de una mano, deslizándola hacia la otra mano. Si el efecto que quieres tener es más de relajación hazlo lento y profundo, si deseas más intensidad, sólo cambia la velocidad.

2. Masaje ondulatorio: Los efectos de esta técnica dependen de la presión ejercida y la duración de la aplicación. Debes cerrar las manos para formar un puño, mantén la mitad de los dedos presionando la piel, y haz pequeños movimientos circulares. Es muy placentero si se recibe en los hombros, palmas de las manos, pies y pechos.

3. Estiramiento: Con esta técnica conseguimos una relajación muscular total, el estiramiento se aplica para aumentar la sensibilidad. Con las palmas de tus manos estira pies, manos, piernas, llegando casi al dolor, pero nunca debe ser agudo porque se estaría lastimando el músculo.

4. Ventosa: Se puede realizar con la yema de los dedos, con la palma de la mano o la mano completa. Da golpes suaves sobre el cuerpo alternando las manos, con los pulgares hacia dentro y los dedos juntos. Estos movimientos rápidos y ligeros estimulan y refrescan la piel.

masaje erótico

5. Roce superficial: Conocido como deslizamiento, consiste en pasar las manos sobre la superficie corporal de una manera suave, lenta y continúa. Las manos deben adaptarse al cuerpo, y lentamente deslizarlas por todo el cuerpo, en los hombres se debe masajear especialmente los muslos, la cadera y los brazos; en las mujeres los senos, las piernas y las nalgas, les produce mucho placer.

6. Pequeño golpes: Esta técnica se indica para las áreas más musculosas. Se realiza con los puños cerrados. Da ligeros, pero enérgicos golpes sobre la piel, alternando el anverso y reverso del puño. Debes dejarlo para la fase final del masaje ya que es el más excitante de todos.

El masaje erótico es un acto de amor, respeto y comunicación porque a través de las caricias se produce una conexión más íntima entre la pareja. ¡Anímate, es muy fácil!

blogger sexología Mile