trabajo
Sí, es cierto que es desgastante y muy agotador estar sin trabajo, sobre todo cuando tienes responsabilidades y cuentas por pagar. Pero, no se trata de tener cualquier empleo porque estas desesperado, se trata de ir más allá, de valorarte como persona y profesional, de no permitir situaciones que a la larga te harán vivir un infierno.

Porque seamos honestos, cuando te enteras que has sido la persona seleccionada para ocupar ese cargo, no piensas en nada más que en poder pagar tus cuentas a tiempo y sientes un alivio tan grande, que omites por completo esas señales que indican que ese trabajo no es para ti.

9 Señales para no aceptar ese empleo

1. Comenzaste a estar estresado y a sentirte infeliz. (Y eso en tan corto tiempo nunca te había pasado)

2. Si no existe el trabajo en equipo y todos trabajan de manera individual y buscando hacer quedar mal a los demás.

3. Si en la nueva empresa no hay apertura a la creatividad y a las nuevas ideas.

4. Si hablan mal de la persona que vas a reemplazar y normalmente hablan mal de los compañeros que no están presentes.

5. Si nadie te hizo entrega del cargo y no explicaron bien tu roll, solo te dijeron este es tu puesto y estos son los libros que debes leer. ¡Chao te cuidas!

6. Si alguien que va a ser tu compañero te dice que la gente no dura mucho tiempo en la empresa y que hace poco se presentaron renuncias masivas ¡Ten cuidado!

7. El ambiente laboral va de mal en peor, y es muy fácil detectarlo, si la gente siempre está de mal genio, aburrida, hacen sus labores con una mala disposición y son los primeros en irse a la hora de salida. Además por todos lados están comentando y hablando sobre a quien van a despedir.

8. La frase más mencionada a viva voz, por parte de tu “jefe” en la primera semana de trabajo es: -¡No sé y no me importa como lo va a hacer, pero hágalooooooooooooo!-

9. Las instalaciones son viejas y descuidadas, además los baños normalmente están sucios y fuera de servicio.

Así como la empresa tiene 2 o 3 meses para definir si eres apto o no para el cargo, tú también tienes ese tiempo de prueba para valorar si la empresa y el cargo que estas realizando cumplen con tus expectativas o no, y si definitivamente ves todas estas señales, es mejor que en este periodo de prueba, comiences a mandar hojas de vida.

Recuerda que en algún lugar de la ciudad o del país está tu trabajo ideal.