¿Por qué te cuesta crear relaciones sólidas con la gente?

relaciones
Hay personas que se buscan mil excusas para no relacionarse con la gente, ni mucho menos establecer relaciones sólidas. La más común es decir que “la gente es mala” sin ningún argumento realista que soporte esta creencia. Pensar esto es como un tipo de paranoia que surge sin saber el porqué.

Cómo mejorar tu relación con los demás

Lo que ignoran estas personas, es que el hecho de pensar que esto sea real, no hace más que dañarlos y mantenerlos alejados del verdadero bienestar y felicidad: las relaciones interpersonales.
Si no sabes cómo salir de este estado mental y buscas la manera de volver a relacionarte con la gente, este artículo es perfecto para ti.

Es un hecho de que SÍ existe gente mala

Es verdad que en el mundo existe gente mala, pero no es como la que vemos en las películas. No necesariamente terminarán atentando contra tu vida con un arma, o arrojándote el auto encima.

Generalmente, son personas envidiosas, hipócritas y mezquinas que se regocijan cuando te va mal, pero que de frente te sonríen como si fueran tus amigos. Sin embargo, al cabo de un tiempo, le es imposible ocultar lo que verdaderamente son.

Es un hecho que todos queremos alejarnos de la gente tóxica, ya que no hacen más que robarnos energía y contagiarnos de su negatividad. Pero, ¿por qué querer alejarse de todos por miedo a encontrarse con gente mala?

No hay nada más maravilloso que construir buenas relaciones con las personas, bien sea de pareja, de amistad o de familia. Pero para lograr esto, es necesario tratar a los demás con mucha amabilidad y respeto, dar lo mejor que habita dentro de nosotros es obligatorio.

Ver: El tipo de amigas que debes evitar

A la mayoría le interesa tener buenas relaciones

A todo el mundo le gusta tener relaciones sólidas y duraderas, incluso a algunos de los que piensan que la gente es mala, muy en el fondo quisieran tener más amigos. Cuando estimamos a alguien, hacemos lo posible por ser buenas personas.

No obstante, no estamos exentos de fallarle a la gente, ser un tanto desagradables con quien no nos cae bien, o negarnos a hacer algo cuando no queremos. Esto no nos define como malas personas, recuerda que no nacimos para ser perfectos, ni tampoco para complacer a todos.

Tal vez, en algún momento, alguno de tus amigos no actúe de la manera apropiada o cómo lo esperabas. Sin embargo, no lo hace mala persona. Ni tampoco te hace mala persona a ti el hecho de querer alejarte de él por cualquiera que sea tu motivo.
Si una relación no tiene esperanzas de florecer, entonces lo mejor es irse a cultivar otras.

No quieren estar contigo

No es un secreto que nadie es monedita de oro para caerle bien a todos. No importa lo agradable que trates de ser, hay personas con las que no se puede lograr conexión. La realidad es que muchos tratarán de inventarse excusas para no compartir contigo, y no necesariamente son malas personas por esto.

¿A quién le gusta estar con gente que no le agrada? Y, ¿quién no se ha inventado una historia para no salir?

Lo más inteligente es que te saques de la cabeza que nadie quiere estar contigo. Así como muchos se inventan historias creativas para no compartir contigo, hay muchos otros que morirían por tener tu amistad. No te eches a morir la próxima vez que alguien te rechace, es algo que todos hacen e incluso tú sin darte cuenta.

Ver: Características de una mujer del tercer milenio 

No te van a traicionar por siempre

Es normal que después de haber sido traicionados por un amor o por algún amigo, sea muy difícil volver a confiar. Normalmente, este miedo se da más en las relaciones de pareja. Ya que solemos crear altas expectativas del otro, y cuando no las cumple terminamos completamente decepcionados.

En estos casos, la otra persona no tiene la culpa de nada, sino nosotros mismos por estarnos haciendo ideas poco realistas. No obstante, hay otros que dicen ser nuestros amigos, y una vez que obtienen lo que quieren, sacan su lado oscuro y nos traicionan. Así que, inevitablemente, nos volvemos desconfiados y un poco paranoicos.

Aunque es normal que a muchos nos toque vivir este tipo de traiciones, es elemental poder pasar la página y no caer en el error de la generalización. Si no hacemos esto, se tornará imposible que podamos establecer nuevos vínculos con las personas.

Tener relaciones es definitivamente un acto que conlleva muchos riesgos, pero si no te arriesgas, no te darás la oportunidad de conocer personas maravillosas y de llenar tu vida de aprendizajes.

Las buenas relaciones, son como una plantita que hay que regar a diario para que crezca fuerte. No le temas a la gente, no todos tienen malas intenciones.

Escrito por: Edith Gómez
editora en Gananci, apasionada del marketing digital,
especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber
aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada
creativa al pequeño mundo en el que vivimos.
Twitter: @edigomben