Razones de peso por las que debes tener autoestima antes de empezar una relación

amor propio

¿Cuántas veces hemos dicho y escuchado de nuestras amigas esta famosa frase de cajón?, ¡quiero alguien a mi lado que me valore!.  Y ¿cuántas veces en nuestra vida hemos fracasado en el intento de encontrar alguien que nos valore y trate de una manera especial? Si de verdad quieres que en tu vida laboral, en tus relaciones de pareja y en tu entorno te valoren, deberás prestar mucha atención a este post.

Autoestima

Respeto

Cuando te amas mucho, aprendes a respetarte y a darte tu lugar y no vuelves a permitir que absolutamente nadie te falte al respeto. Entonces comienzas a alejarte de esos trabajos que te hacen sentir inconforme y poco valorado, empiezas a alejarte de esas amistades que parecen más tus enemigos que tus amigos y también comienzas a buscar relacionarte con personas que te traten bien.

Tu decides cuando cambiar

Cuando te amas, te das cuenta que no puedes cambiar tu forma de vestir o tu corte de pelo o tu manera de pensar y de hablar solo por agradarle a tu pareja, no puedes perder tu esencia, porque dejarías de ser tú para convertirte en alguien que no eres y que es el molde de lo que quiere esa persona.  Cuando te amas demasiado, solo tu decides que hábitos debes cambiar porque te perjudican o hacen sentir mal a los demás, pero no simplemente por seguirle un capricho a la persona con quien estas.

Cada experiencia por pequeña que sea te deja una enseñanza, para ser mejor persona, para crecer o quizás para cambiar el rumbo de tu vida, y te das cuenta que a medida que vas creciendo vas cambiado tus gustos, tu forma de pensar y de actuar, vas madurando y aprendiendo a conocerte, así que tu sentirás cuando es el momento de cambiar.

Importante: Si alguien está contigo pero quiere cambiarte por capricho, no te ama a ti, ama la idea de lo que quiere que seas, y eso NO es amor verdadero.

Ver: La fórmula para encontrar el amor que deseas

Honestidad

Cuando te amas de verdad, eres honesta contigo misma, sabes lo que realmente te gusta y lo que no, tienes una visión más clara sobre tus metas y sobre el amor, tus pasos son más dominantes, porque sabes que camino elegir, por eso no esperarás encontrar alguien que te muestre el camino, más bien, querrás encontrar a alguien que camine de tu mano hacia el lugar al que ambos quieren llegar.

Buen trato

Cuando te amas incondicionalmente, aprendes a querer cada parte de ti, incluido los gorditos, tus labios delgados, tus líneas de expresión, tu baja estatura, tus canas, tu color de piel, tus pecas, tu mirada, tu forma de ser, tu sonrisa, etc; y al amar cada parte de tu ser, aprendes a tratarte mejor, a alimentarte mejor, a cuidar tu piel, a cuidar tu salud, hasta el punto de cambiar radicalmente tus malos hábitos. Lo mejor de todo esto es que si te tratas tan bien, lo mínimo que aceptarás a tu lado, será una pareja que te de amor y te trate bien, como lo mereces.

Cuando aprendes que el amor propio es el primer verdadero amor que debes vivir, no aceptarás en tu vida deslealtad, ni maltrato, ni violencia, ni humillaciones, ni mucho menos querrás tener cerca alguien que no te valore, porque aprendes que cuando  te valoras, inmediatamente el mundo entero te valorará.