sexting: ¿Te gusta practicarlo o prefieres las formas tradicionales de seducción?

sexting
El sexting (envío de contenido sexual a través de los smartphones o dispositivos móviles) es un fenómeno producido por las redes sociales, dónde el erotismo ha sido reemplazado por imágenes con contenido sexual.

El sexting

Para algunas personas el erotismo tiene más atractivo, por la relación directa que tiene con el misterio, con lo que puede llegar a ser y que aún no conocemos o no hemos conquistado. Por esto, la sensación de reto deriva en un deseo que se prolonga en el tiempo. Hace unas décadas la insinuación a través de una palabra, un gesto, una mirada eran suficientes para producir un sinnúmero de emociones. Sin embargo, con la llegada de las redes y el uso habitual de internet, la insinuación se transformó en mensajes e imágenes con contenido sexual explícito.

El sexting, que inicialmente era practicado por adolescentes ahora hace parte de las formas de comunicación erótica entre los adultos, si bien es cierto esta práctica permite ser más desinhibidos respecto a la sexualidad, se ha llevado la esencia del juego de seducción y todo se ha reducido al uso de imágenes, textos o audios donde es normal intercambiar fantasías y algunos lo usan como un arma de conquista al mostrar abiertamente lo que desean.

El sexting, permite expresar la sexualidad. Sin embargo, se deben tener ciertas precauciones, asegúrate de que la persona con la que compartes tus fotos más íntimas no hará mal uso de ellas. Recuerda, si te sacas una foto o video erótico, y lo envías por algún medio electrónico pierdes de inmediato el control de dónde puede parar. Aunque sea alguien de confianza, no sabes en el futuro qué pueda suceder con ese material.

Si quieres conquistar a tu pareja recurre a formas de seducción directas como: el tacto, los susurros, los besos, usa ropa interior sensual. No olvides que el erotismo no tiene límites, y si decides practicar sexting hazlo, simplemente, toma tus precauciones.

blogger sexología Mile