Técnica del puente: mejora tu vida sexual

 sexual amor

Uno de los temas que llama la atención en las conversaciones entre amigas es definitivamente: las relaciones sexuales, se habla con naturalidad del orgasmo, las posiciones, afrodisíacos y todo lo que ayude a obtener el máximo placer.

El puente

En mi última conversación con amigas hablamos del “Puente”, y los beneficios que tiene esta técnica, que crea una respuesta física ante la estimulación sexual para alcanzar el orgasmo. ¿Cómo se logra? Fue la pregunta de todas; es muy fácil solo necesitas tiempo, estar relajada, durante el coito estimula el clítoris sólo hasta el momento inmediatamente anterior al orgasmo, y luego permite que los movimientos del pene en la vagina pongan en funcionamiento el reflejo del orgasmo. Al repetir esta técnica en cada relación sexual se va creando progresivamente un puente entre el estímulo del clítoris y el coito.

Cómo realizar la maniobra del puente paso a paso

1. Antes de iniciar la relación sexual con penetración, debes estar suficientemente excitada y lubricada. Intensifica las sensaciones vaginales previamente acariciando delicadamente la entrada de la vagina y contrayendo los músculos que rodean la vagina (músculo pubococcígeo). Cuando sientas el fuerte deseo de ser penetrada, dile a tu pareja que lo haga.

2. Las posiciones sexuales recomendadas para realizar mejor esta técnica son la posición de lado (ambos frente a frente), la mujer arriba del hombre.

3. Tras la penetración, el hombre detiene los movimientos, para que tengas consciencia de las sensaciones que produce su pene en tu vagina.

4. Si lo necesitas, puedes concentrarte en tu fantasía sexual favorita para incrementar la concentración y excitación, de manera que te dejes llevar por las sensaciones sexuales y la pasión.

5. Finalmente, cuando la excitación haya subido lo suficiente y el orgasmo esté a punto de suceder, dejas de estimular el clítoris, y mueves la pelvis activamente, de manera rápida y con fuerza, hasta lograr el orgasmo con los movimientos del coito.
Es importante aclarar que las primeras veces que practiques esta técnica el orgasmo se puede inhibir al momento de interrumpir la estimulación del clítoris. Esto es completamente natural, porque se está comenzando a crear el “puente”. No te desanimes por ello, sigue con la práctica, sin presiones, experimentando con perseverancia y despreocupación.

¡El próximo encuentro sexual puedes tener un orgasmo inolvidable!

blogger sexología Mile